Portada » Blog » Diario de un confinado. Día 77. Vendehumos, copywriters y fin del teletrabajo.

Diario de un confinado. Día 77. Vendehumos, copywriters y fin del teletrabajo.

Estimado diario.

Se acabó el teletrabajo. Este fin de semana desmontamos tanto la zona Dass como la zona Basor del homeworking. El lunes arrancamos la semana en nuestras respectivas empresas.

Esta semana ha sido muy intensa, y desde luego, no nos hemos aburrido.

En la zona Dass, del homeworking, el teléfono no para en todo el puñetero día, y Rosa sigue haciendo horas a punta pala, porque «no se va a quedar ese pedido sin sacar…» o «… es preciso enviar este presupuesto hoy sin falta…». En fin, lo de siempre.

En la zona Basor, empezamos la semana con una cosa muy chula. Diseño de un nuevo producto, con herramienta especial de conformado incluida. Lo primero que hago, una vez tenemos la definida la herramiena como queremos, es dibujarla en Lantek, como si fuera una pieza, y luego se define como herramienta con todas sus características (estación, tipo, altura, … ). Y por supuesto, como tiene una forma especial, hay que crear una macro de mecanizado, para poder usar la función de «mecanizado automático». En la entrada del tercer miércoles  (este mes de Junio cae el 17), dedicaré la entrada a la creación de este tipo de herramientas.

Vendehumos y copywriters

Hay pocas cosas que tienen el nivel pantanoso de los grupos de whatsapp, y son… los grupos de facebook. Da igual el cuidado que tengas, vas a salir de barro hasta los ojos.

La verdad, es que me gustan poco o muy poco los grupos, y se pueden contar los los dedos de media mano, los grupos de facebook, en los que estoy metido.

Estaba en uno de copywriters, por el que me pasaba un par de veces  la semana, para ver que novedades se compartía por allí. El grupo tiene miles de seguidores, con un único administrador, y con un nivel en las  entradas bastante básico, por decirlo suavemente.

La gran mayoría de los usuarios que postean allí son los que están empezando y piden información sobre cursos y los que ya tienen algo de nivel y buscan trabajo. Claro, esto es un banco de peces para dos tipos de vendehumos. Los vende-cursos, y los que buscan mano de obra gratis. Una cosa que me molestaba, es que nunca o muy rara vez se entraba a hablar de copy. De definir objetivos, de crear el buyer-persona, de usar el gatillo emocional, estrategia, calendario editorial, etc, etc…

A principios de mayo, un cazador de mano de obra gratis, entró en el grupo ofreciendo escribir gratis en su blog «para practicar». Lo que más me sorprende es que ese tipo de «ofertas», por llamarlas de alguna manera, es que enseguida pican, y en minutos ya había gente ofreciéndose. Entré en el hilo (maldita sea la hora), y dije que si un copy que está empezando y quiere practicar, puede hacerlo en un blog propio, en lugar de escribir para otro. En blogger puedes crearte un blog «apañao» en un par de horas tirando por lo largo. Las respuestas no se hicieron esperar. Que si hay gente que no sabe hacerlo, que si tal, que si cual. A alguien le estaba molestando que metiera las narices en sus asuntos.

Y entonces de me ocurrió ofrecer cinco blogs profesionales, a cinco copywriters que contaran su proyecto de blog. Y si me gustaba, ya tenían web. Yo me encargaba de proporcionársela, para que ellos pudieran dedicarse a escribir. Los sitios web se programarían y se entregarían a sus escritores uno al mes, durante cinco meses.

Las solicitudes no tardaron en llegar. Y de ellas elegí los que más me gustaron y empecé a contactar con los copywriters, para definir un poco los diferentes proyectos, los plazos y las condiciones de patrocinio.

Silencio administrativo

En ese momento, esperaba algún comentario del administrador. Un miembro, ayudando a otros miembros desinteresádamente. Es lo que todos los administradores querrían (teóricamente) en su grupo. Pues no. Silencio administrativo.

Tres semanas después entregué la primera web a su escritora. Era un día feliz. Y se me ocurrió compartir la noticia con el grupo. El administrador borró la entrada. Sin contactar previamente, sin nada. Borrado y punto.

Contacté con él y le pregunté porqué había borrado la entrada del grupo. Y me dijo, que no se podían ofrecer servicios profesionales. Yo le dije que yo trabajo en programación industrial, y no estoy ofreciendo ningún servicio, es un hobby que ayuda a los demás, gratuito y sin ánimo de lucro. Además allí no para de salir gente ofreciendo cursos de pago y otras cosas.

No hace falta ni decir, que abandoné el grupo inmediatamente. Entiendo que es su grupo y que el administrador tiene sus normas y puede hacer lo que le de la gana en él. Pero que no nos venda que es un club de copywriters. Es un chiringuito que ya ha quedado claro para lo que sirve.

Seguimos adelante con los website.

A pesar de que el primer día dudé, y mi primer impulso fue, no hacer los website para los copywriters que quedaban, después de hablar con ellos, comentamos que un grupo de vendehumos, no nos van a quitar las ganas de hacer cosas.

Esta es la web demo. Es una web, sólida, rápida y fiable. El sitio que todo escritor querría tener, y configurable y escalable sin límites.

En la entrada del próximo 24 de junio, seguimos hablando de esta iniciativa, que creo que vamos a titular. «Apadrina un Copywriter».

Gracias por tu visita, y nos leemos en la próxima entrada.

close

Accede a contenido especial

Gracias por tu visita y gracias anticipadas también por compartir.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email